¿A qué edad puede empezar un niño a beber zumo de naranja?

Eva Sierra
Eva Sierra

Si eres de los padres que quieren comenzar a dar a sus bebés zumo de naranja para que puedan comenzar a disfrutar de sus propiedades, debes saber que lo tienes que hacer poco a poco y a partir de una determinada edad. 

Como hemos visto que son muchos los padres que se hacen esta misma pregunta, a continuación vamos a dar respuesta a todas las preguntas comunes. Así podrás saber si ya es buen momento para dar a tu hijo zumo de naranja y en qué cantidad. 

¿A qué edad es recomendable dar zumo de naranja al bebé? 

Teniendo en cuenta la opinión de los expertos, nunca se le debería dar zumo de naranja a los niños menores de seis meses.  

A partir de los seis meses ya se podría comenzar a dar zumo de naranja al bebé, pero siempre en muy pequeñas cantidades. Además, siempre se deberá dar a partir de cucharaditas para que el menor comience a adaptarse al jugo. En ocasiones puede provocarle rechazo debido a la acidez. Por ese motivo siempre se debe dar a pequeñas cucharaditas y nunca forzar al niño. 

¿Es necesario dar zumo de naranja a los bebés? 

Según la opinión de muchos pediatras, los menores de seis meses nunca deberían tener acceso al zumo de naranja. Y a partir de esa edad es voluntario. Si quieres ofrecer zumo de naranja para que puedan tener una buena dosis de vitamina C, debes saber que la leche materna cuenta con la vitamina C. Sin olvidar que la leche de fórmula también cuenta con esa vitamina.  

A partir de los 6 meses, puedes comenzar a ofrecerle a tu bebé un par de cucharaditas de zumo, aunque es recomendable esperar hasta que cumpla un año antes de incorporar el zumo a su dieta. Si deseas que pruebe nuevos sabores o si tiene problemas de estreñimiento, puedes empezar con pequeñas cantidades y aumentar gradualmente, pero evita superar los 50 ml (equivalentes a 5 cucharadas de postre) antes de su primer año. 

Es fundamental tener paciencia y esperar hasta que cumplan un año antes de incluir el zumo en su alimentación, asegurando así un desarrollo saludable. Este enfoque contribuirá a garantizar que el sistema digestivo del bebé esté lo suficientemente maduro para manejar adecuadamente el zumo. 

¿Cuál es el mejor zumo de naranja para un niño? 

Si vas a dar a tu hijo zumo de naranja para que lo empiece a incluir en su alimentación diaria debes saber que no todos los zumos son una opción interesante. Siempre deberás aportarle zumo de calidad con el cual su salud no se ponga en riesgo. 

Actualmente la mejor opción es el zumo de naranja NFC. Si buscas más información sobre el zumo de naranja NFC puedes encontrarla en https://www.zuvamesa.com/es/zumos-nfc/. Lo que debes saber es que es un tipo de zumo que esta pasteurizado y además cuenta con las vitaminas y sabor original del zumo de naranja. Eso está haciendo que los expertos recomienden este tipo de zumo por la gran cantidad de beneficios que ofrece.  

Analizando el mercado podemos ver como el zumo NFC no para de crecer, lo que demuestra que es una tendencia clara. Eso se debe a que evita que los padres tengan que exprimir las naranjas y además las características son las mismas que las de un zumo recién exprimido. Si a eso sumamos que el procesamiento es mínimo podemos concluir que la variedad NFC es una gran opción para los niños. 

Otra opción puede ser optar por el zumo de naranja tradicional. Pero eso hará que tengas que exprimir las naranjas y evaluar el nivel de acidez. Y es que en ocasiones si el zumo es demasiado ácido no se recomienda para los niños porque les provocará rechazo o incluso problemas a la hora de tragarlo. 

Por supuesto, los zumos en caja no se recomienda porque tienen un procesamiento demasiado alto. Ese tipo de zumo no es para nada beneficioso para los niños. Sin lugar a dudas, la versión NFC se presenta como la mejor alternativa en estos momentos para niños y adultos. Recordando la edad mínima. 

¿Cómo puedo dar zumo de naranja a un bebé? 

Si tu hijo tiene menos de un año y quieres que comience a acostumbrarse a los beneficios del zumo de naranja tienes varias opciones por las cuales optar.  

  • Cucharaditas: puede ser una buena idea hacer el zumo o comprar el NFC y ofrecérselo en pequeñas cucharaditas. Siempre deberás ver su reacción y sobre todo si el cuerpo se lo acepta bien. En ningún momento le fuerces a tomar el jugo o podrías provocarle algunos problemas. El mismo bebé te indicará si lo está aceptando bien o no. 
  • Papilla: se presenta como otra opción realmente rica para que los niños comiencen a incorporar el zumo de naranja a su dieta. Actualmente hay diferentes recetas entre las que podemos elegir. Una opción puede ser la de preparar una papilla con medio plátano, media manzana y zumo de naranja. Todo bien triturado y mezclado hará que el bebé pueda disfrutar de una rica papilla a cucharadas. Recuerda, siempre se la debes proporcionar poco a poco para evitar reacciones negativas. 

¿A qué hora es mejor darle el zumo de naranja al bebé? 

La gran mayoría de los pediatras coinciden en que la mejor hora para dar zumo de naranja al niño es al medio día, es decir, a la hora de la comida.  

Eso se debe a que lo mezclará con el resto de los alimentos y eso le ayudará a absorber mejor las propiedades del zumo. Lo que está claro es que no se recomienda dar zumo a los niños por las noches porque eso podría provocarles acidez y en consecuencia provocarles problemas a la hora de conciliar el sueño. 

¿Qué cantidad de zumo puede tomar un bebé? 

Como te mencionaba antes, lo ideal es esperar hasta que el bebé cumpla un año antes de introducirle jugo. Según las recomendaciones de la AAP, las cantidades recomendadas son las siguientes: 

  • Para niños de 1 a 3 años: 113 ml. 
  • Para niños de 4 a 6 años: entre 113 y 170 ml. 
  • A partir de los 7 años: 226 ml. 

En caso de tener preguntas o inquietudes al respecto, es aconsejable consultar siempre con el pediatra. La opinión del profesional de la salud de tu hijo es fundamental para tomar decisiones informadas sobre su alimentación.