Ideas de decoración para una habitación de bebé pequeña

Eva Sierra
Eva Sierra

Dedicar una de nuestras habitaciones al bebé recién nacido puede suponer reorganizar distintas estancias. De la misma forma, utilizar como habitación para el bebé una estancia pequeña también puede suponer un reto a la hora de escoger el mobiliario, el estilo decorativo y la estructura de la habitación. Uno de los principales objetivos a la hora de decorar una habitación de bebé es la de crear un espacio acogedor, tierno y con mucho encanto, pero este también debe ser en todo momento funcional.

Si estás buscando ideas de decoración para habitaciones de bebé pequeñas y necesitas ayuda para maximizar el espacio, has venido al lugar correcto. A continuación, hemos recopilado una serie de ejemplos en los cuales te mostramos cómo decorar una habitación para bebé sin comprometer en ningún momento la funcionalidad o el estilo de esta. El tamaño no va a ser un problema si sabes cómo colocar los muebles en esta habitación para bebé y, para ello, te recomendamos que sigas los consejos que te exponemos más adelante: 

Cómo decorar habitación de bebé rectangular

Muchas de las habitaciones que consideramos pequeñas suelen tener una forma rectangular, como la que observamos en esta fotografía. Estas pueden resultar todo un desafío a la hora de decorar y sobre todo de amueblar, pero como podemos apreciar en este caso se ha conseguido hacer muy bien al crear una habitación infantil. Para ello, se le ha dedicado un espacio especial a la cuna en el fondo de la estancia y se ha dejado un pequeño pasillo en el centro.

En las paredes de los laterales, por lo tanto, se han colocado distintos muebles de almacenaje y se ha aprovechado muy bien el espacio en vertical. Además de esto, se han incluido varias estanterías y cuadros, así como otros elementos decorativos que le otorgan un aura infantil ideal. Como resultado, vemos que esta habitación de bebé pequeña tiene lo justo y necesario y resulta un lugar con mucho encanto. 

Si hablamos de la decoración propiamente dicha, aquí se ha optado por utilizar tres colores principales, que son el azul oscuro, el morado y el blanco, que permiten crear una estancia moderna y perfecta para los dos sexos. En general, es una habitación con colores muy llamativos y en los cuales existen grandes contrastes entre las tonalidades más oscuras y más claras, logrando así un espacio muy llamativo y versátil. 

Decorar habitación de bebé pequeña clásica

Alejándonos por completo del ejemplo anterior, lo que tenemos en este otro caso es una habitación de un estilo muchísimo más clásico que se basa, sobre todo, en un mobiliario en tonos blancos y madera. Esta es una habitación de bebé que claramente se ha planificado buscando una unidad con el resto de la casa. A diferencia del caso anterior, en el cual vemos que se ha adoptado la decoración por completo al entorno y al bebé, aquí sucede lo contrario.

A la hora de hablar de cómo decorar una habitación para bebé pequeña, una de las opciones más habituales suele ser la que vemos en este caso. Para evitar que esta estancia se desligue por completo del resto de habitaciones, podemos simplemente utilizar el mismo estilo decorativo y dejar la habitación temporalmente como cuarto para el bebé. Esto nos permitirá por ejemplo emplear esta habitación para propósitos diferentes, como puede ser a modo de habitación de invitados, como habitación de almacenaje, etcétera.

De esta manera, cómo podemos ver aquí, se ha aprovechado esta habitación cuadrada pequeña muy bien y se ha colocado la cuna de madera en una esquina junto a una cómoda y una mecedora. En el lado opuesto, tenemos un sofá que podría funcionar a modo de cama y una mesita, así como distintos elementos decorativos que funcionan muy bien para darle más ambiente a la estancia, manteniendo un toque elegante y sutil. 

Dormitorio de bebé pequeño con cama para adulto

En relación con el ejemplo que hemos mencionado en el punto anterior, algo que suele ser muy habitual también a la hora de decorar un dormitorio infantil es colocar una cama pequeña. Esto tiene como propósito principal permitir que los padres puedan dormir en esta estancia durante los primeros meses de vida del bebé. Sin embargo, si tenemos en cuenta las dimensiones reducidas de esta habitación infantil, introducir una cámara en este espacio puede ser complejo.

Aquí vemos que se ha empotrado esta cama en el fondo de la habitación rectangular y mediante una disposición en L, colocando la cuna y la cómoda a continuación en la pared de al lado. Esto permite una mayor vigilancia y también un espacio en el cual poder compartir entre padres e hijo, puesto que es una habitación en la cual se podrán disfrutar de muchos momentos juntos.

Si quieres aprender a decorar una habitación infantil pequeña con una cama y estás buscando opciones, queremos hablarte de colchonclub.es. Y es que en esta tienda tienes a tu disposición todo tipo de camas para habitaciones infantiles, siendo algunas de las que más destacan las camas individuales, las camas nido, las literas o incluso las camas abatibles. Estas te permitirán maximizar el espacio y crear un entorno funcional y estético. 

Cuna en diagonal en habitación de bebé pequeña

Otra de las disposiciones más habituales que encontramos en muchas habitaciones infantiles es la de colocar la cuna en diagonal. En lugar de empotrarla en una de las paredes, en muchas habitaciones podemos ver que la cuna ocupa el espacio central de la habitación o que se sitúa de forma diagonal frente a dos paredes contiguas. Esto es lo que se ha imitado en esta habitación pequeña y rectangular, un estilo que resulta muy estético y original.

Como podemos apreciar, aquí también se han utilizado los muebles justos y necesarios; por ello, en esta habitación infantil pequeña únicamente tenemos una cómoda grande en la pared opuesta a la cuna, un sillón desde el cual contemplar la cuna y un par de elementos más de almacenaje. En los casos en los cuales las dimensiones no nos permiten utilizar muebles o decoraciones excesivas, una decoración minimalista puede ser la clave.

De la misma manera, uno de los mejores consejos para decorar habitación infantil pequeña puede ser el de utilizar un mobiliario en blanco, en beige o en otros colores claros. Podemos decir lo mismo de las paredes, suelo y techo. Esto nos permitirá darle muchísima más amplitud a la habitación para que esta parezca más diáfana. Si a esto le sumamos una buena iluminación, como sucede en este caso con el ventanal y la cortina translúcida, tendremos una habitación pequeña que resultará muchísimo más grande a la vista. 

Muebles en paralelo en habitación de bebé pequeña

Como última propuesta, para finalizar esta lista de ideas decorativas para habitación de bebé, podemos hablar de otro buen ejemplo en el cual te mostramos que es posible decorar habitación pequeña para bebé con cama y cuna o incluso con dos cunas. Tal como observamos en esta fotografía, aquí tenemos dos cunas distintas, por lo que incluso en espacios tan reducidos es posible compartir esta habitación entre dos hermanos y, por lo tanto, entre dos bebés que acaban de nacer.

Respecto a la disposición, vemos que aquí se ha utilizado el espacio de una única pared, dejando libre un pasillo al otro lado. Así tenemos una cuna al lado de la otra de forma paralela y al costado una cómoda pequeña me sirve como mueble de almacenaje. Otro aspecto también destacable de esta decoración para habitación infantil es el estilo que se le ha dado. 

Como podemos apreciar se ha utilizado un papel de pared con ilustraciones y se ha acompañado de unos cuadros y de unos muebles de un color similar. En definitiva, el conjunto es una habitación para bebé pequeña muy bien decorada en tonalidades blancas y azules. En ella, se aprovecha todo lo posible el espacio, además, se logra con esto una habitación infantil en la que incluir dos cunas o una cuna y una cama.