Los 9 mejores sillones infantiles

Rosa Lluch
Rosa Lluch

Los más pequeños de la casa siempre buscan imitar las acciones de los adultos que tienen a su alrededor, particularmente de papá y mamá que son su modelo a seguir. Por eso, es común verlos jugar a cuidar la casa, los niños o utilizar la ropa de sus padres para sentirse identificados.

Una buena forma de contribuir a que lleven a cabo sus juegos simbólicos es un sillón infantil, donde podrán sentarse como papá o mamá a ver la tele o descansar un rato. Estos sillones deben tener un diseño y tamaño adecuado para los chicos y para ayudarte a elegir el más adecuado, te traemos la revisión de los 9 mejores sillones infantiles con sus características, pros y contras.

Sillón infantil Costway HW54190PIES

Sillón infantil Costway HW54190PIESVer más

El sillón es tipo sofá por lo que puede ser utilizado por dos niños con comodidad, con un diseño ergonómico para su confort. La altura del asiento de 23 cm es adecuado para niños entre los 3 hasta 7 años.

Tiene un diseño en color rosa e incluye dos cojines en forma de fresa que tienen funda extraíble. Está relleno con espuma extra suave y la cubierta es de terciopelo coral que es muy agradable al tacto y se puede limpiar utilizando una aspiradora.

La estructura es de madera muy resistente y viene con patas que se deben enroscar al momento de instalar el mueble. Soporta un peso de hasta 90 kg, por tanto los chicos lo podrán utilizar mientras crecen aunque es algo pesado para moverlo con facilidad.

PROS
  • Para varios niños
  • Estructura resistente
  • Diseño ergonómico
CONTRAS
  • Funda no extraíble
  • Poco relleno
  • Relativamente costoso
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Lulando Classic

Sillón infantil Lulando ClassicVer más

Es un sofá cama muy liviano y fácil de utilizar, por tanto los niños lo pueden desplazar y desplegar por sí mismos. Está fabricado totalmente en espuma de poliuretano que es muy suave, recubierta con una funda de algodón que cumple con la certificación Oeko-Tex Standard 100 garantizando que no contiene materiales tóxicos.

Diseñado para ser utilizado desde bebés hasta niños de 8 años, en el caso de los más pequeños deben estar acostados y vigilados por los adultos. En la forma de cama se abre en cuatro partes y es adecuado para tomar la siesta un niño.

La funda es de color azul con diseño de estrellas e incluye dos cojines en forma de estrella para complementar la decoración. La funda es extraíble y la puedes lavar en la lavadora a una temperatura de 30° para mantener la firmeza de los colores.

PROS
  • Sofá cama
  • Fácil manejo
  • Funda lavable
CONTRAS
  • Respaldo blando
  • Calidad de la tela
  • Algo endeble
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Pro Cosmo M33

Sillón infantil Pro Cosmo M33Ver más

Este es un sofá cama fabricado en espuma de poliuretano y con una funda en terciopelo coral que es muy suave al tacto. Cuenta con la certificación Oeko-Tex Standard 100 indicando que contiene solo materiales ecológicos y no tóxicos.

Es bastante liviano y se recomienda para niños entre 2 hasta 6 años, el colchón está formado por cuatro piezas y es adecuado para sentar a dos niños. Incluye un cojín redondo pequeño y un puff que sirve para reposar los pies cuando el chico está sentado en el sofá.

El tapizado del fondo puede venir con varios diseños como mariposas, coches, elefantes o diversos animales para seleccionar según la preferencia de tus hijos. La funda es totalmente extraíble y se recomienda lavar a bajas temperatura para conservar la calidad del estampado.

PROS
  • Varios colores
  • Sofá cama
  • Es ecológico
CONTRAS
  • Poca estabilidad
  • Colchón delgado
  • Respaldo endeble
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Emall Life

Sillón infantil Emall LifeVer más

El sillón presenta una estructura interna de madera, el relleno es de espuma de poliuretano y está recubierto con piel sintética. Se trata de dos piezas que se pueden utilizar de forma combinada o por separado, incluyendo el sillón y una mesa donde el niño puede hacer sus deberes o colorear.

El sillón es bastante liviano y por tanto los niños lo pueden trasladar de un lugar a otro, pero se debe tener cuidado porque si intenta trepar puede ser inestable. Está pensado para niños entre 1 hasta 5 años, aunque su tamaño es más conveniente para chicos de hasta 3 años.

Viene en un color azul celeste y el sillón trae una simpática carita pintada y por tanto, será del agrado de los chicos. La funda del sillón y la mesa no se puede retirar, pero el material es resistente al agua y se puede limpiar fácilmente utilizando un paño con agua y jabón.

PROS
  • Incluye una mesa
  • Resistente al agua
  • Muy liviano
CONTRAS
  • Funda no extraíble
  • Algo inestable
  • Mesa sin agarres
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Chicco Twist

Sillón infantil Chicco TwistVer más

Este sillón de Chicco está fabricado en espuma de poliuretano y recubierto de una tela resistente que no incluye materiales tóxicos. Es muy liviano, no tiene ninguna estructura dura y la cubierta es unicolor en rosa o morado según tus preferencias.

Tienes la posibilidad de colocarlo en tres posiciones, una de las cuales es totalmente reclinable y adecuada para que el niño tome la siesta. Se recomienda para niños entre uno a cinco años, aunque por su tamaño es más adecuado para chicos hasta los 3 años.

Los apoyabrazos son fijos, dando mayor seguridad al momento de utilizar el sillón y protección cuando los chicos toman la siesta. La funda es desmontable y lavable en lavadora, pero se recomienda utilizar bajas temperaturas para mantener el color.

PROS
  • Varias posiciones
  • Funda lavable
  • Es ligero
CONTRAS
  • Es pequeño
  • Problemas inestabilidad
  • Poco respaldo
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Fun House Disney Minnie Paris

Sillón infantil Fun House Disney Minnie ParisVer más

Es un sillón con un diseño muy atractivo en color rosa y estampado de la figura Minnie de Disney. Está fabricado totalmente en espuma de poliuretano y recubierta por una tela bastante resistente que no permite el acceso por parte del niño hacia la espuma.

Se recomienda para niños entre uno hasta los cinco años para sentarse a ver la tele, descansar o escuchar la lectura de sus historias favoritas. Es muy liviano y por esto los niños pueden trasladarlo de un lugar a otro, pero se debe vigilar porque si intentan trepar se voltea con facilidad.

La funda es totalmente extraíble mediante una cremallera que solo puede ser abierta por un adulto para evitar accidentes. La misma es lavable en la lavadora a bajas temperaturas para mantener la calidad del estampado.

PROS
  • Funda extraíble
  • Diseño llamativo
  • Fácil de manipular
CONTRAS
  • Es inestable
  • Calidad de la tela
  • Respaldo endeble
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Delsit DT8-17123

Sillón infantil Delsit DT8-17123Ver más

Es un sillón individual fabricado totalmente en espuma de poliuretano, por lo que no presenta salientes que pueden causar daños a los niños. Está cubierto con una funda de tela resistente que cuenta con la certificación europea de no contener materiales tóxicos.

Es bastante ligero y por tanto los niños pueden moverlo con facilidad de un lugar a otro, pero se debe vigilar su uso porque es inestable. Su diseño es muy llamativo con un fondo verde manzana y un estampado de animales de la selva en forma de caricaturas.

Puede ser utilizado por chicos desde los 9 meses hasta 5 años, aunque puede ser pequeño y más adecuado hasta los 3 años. La funda es extraíble mediante cremalleras que no pueden abrir los chicos y se puede lavar en máquina a bajas temperaturas.

PROS
  • Materiales ecológicos
  • Funda lavable
  • Fácil de trasladar
CONTRAS
  • Es inestable
  • Algo pequeño
  • Algo endeble
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Alpacasso Creative Baby Nursing

Sillón infantil Alpacasso Creative Baby NursingVer más

El sillón está diseñado para bebés a partir de los 6 meses para enseñarlos a sentarse y que tengan un buen apoyo al momento de comer o realizar otras actividades. El relleno es de algodón y la cubierta de felpa que no son tóxicos y por tanto los niños lo pueden llevar a la boca sin problemas.

Cuenta con un diseño ergonómico con un respaldo estable, asiento antideslizante con cubierta de silicona y agujeros para colocar las piernas. Viene en diversos colores y con aplicaciones en forma de cabeza de unicornio de la cual el bebé puede sostenerse.

La funda que recubre el sillón se puede extraer y viene con cremalleras que no son accesibles al niño mientras está sentado. La misma es lavable en máquina, pero se recomienda no usar altas temperaturas para no dañar el tejido.

PROS
  • Asiento antideslizante
  • Materiales no tóxicos
  • Varios colores
CONTRAS
  • Problemas costuras
  • Falta relleno
  • Algo inestable
Leer opiniones de usuarios

Sillón infantil Bestway 75010

Sillón infantil Bestway 75010Ver más

El sillón es tipo puff y viene sin relleno, por tanto se debe llenar con aire para que tome la forma de mueble. Está fabricado en un plástico bastante resistente e incluye parches para corregir posibles pinchazos.

Tiene un diseño muy divertido en forma de balón de fútbol y al hincharse toma forma de sillón con un asiento definido. Está recomendado para niños a partir de los 6 años y al ser muy liviano lo pueden trasladar ellos mismos de un lugar a otro.

Al momento de guardarlo solo hay que deshincharlo y de esta manera ocupa muy poco espacio. La superficie se puede limpiar fácilmente con un paño con agua y jabón, debido a que es resistente al agua.

PROS
  • Fácil de guardar
  • Resistente al agua
  • Muy económico
CONTRAS
  • Es endeble
  • Problemas de pinchazos
  • Sin relleno
Leer opiniones de usuarios

¿Por qué comprar un sillón infantil?

Un sillón es un muy mueble muy práctico que cumple no solo una función decorativa sino que es el lugar ideal para relajarse un rato. Además, en el caso de los diseñados para los niños presentan las siguientes ventajas:

  • Suelen ser ligeros y tener un tamaño compacto para que los chicos puedan manipularlos con facilidad y trasladarlos de un lugar a otro si es necesario.
  • Ofrecen un sitio seguro donde los más pequeños se pueden relajar mientras ven la tele, leen, escuchan la lectura de su cuento favorito o toman la siesta de la tarde.
  • Favorecen que el niño pueda realizar juegos simbólicos donde imitan el comportamiento de los adultos, lo cual ayuda a su desarrollo emocional y cognitivo.
  • Existe una gran diversidad de modelos, por lo que pueden adaptarse a distintas decoraciones, personalidad y necesidades particulares de cada niño.

¿Qué características debe tener un buen sillón infantil?

Seguramente que los pequeños en casa estarán felices con un sillón para su uso personal y que se adapta a sus gustos y tamaño. Sin embargo, antes de decidirte por uno en particular, te recomendamos que tomes en cuenta las siguientes características:

Materiales de fabricación

Cuando se va adquirir un producto de uso infantil, es muy importante que los materiales de fabricación no incluyan materiales tóxicos. Recuerda que en su proceso de exploración es muy frecuente que los niños pasen la lengua por los objetos que tienen a mano y se lleven la manos a la boca con mucha frecuencia.

La mayoría de estos sillones están rellenos de espuma de poliuretano que es bastante suave, la cual viene recubierta de diversos materiales. Uno de los más recomendados es el algodón porque no es tóxico aunque hay otros que traen una cubierta de terciopelo o materiales plásticos que por lo general no producen reacciones alérgicas.

Resistencia y seguridad

Un mueble que va a ser utilizado por los niños, va a sufrir un uso intensivo porque los chicos son muy activos y tienden arrastras o brincar sobre estos. Por tanto, es conveniente que sean resistentes para que soporten este trato a la vez que tengan estabilidad y brinden seguridad a los chicos en sus juegos.

En muchos casos están fabricados totalmente de espuma, por lo que son muy livianos y los chicos los pueden mover y manipular por si solos. Otros tienen una estructura mucho más estable, con armazón de madera que los hace un poco más pesados.

Es importante revisar que el sillón no tenga salientes que pueden causar daños al niño al manipularlo. Asimismo, es muy conveniente la cubierta sea extraíble y se pueda lavar con facilidad para mantener el sillón siempre en adecuadas condiciones de limpieza.

Tamaño y diseño

Lo más llamativo para los pequeños es que el sillón es una versión en miniatura de los que usan sus padres. Por tanto, se debe elegir el tamaño adecuado para la estatura y peso del niño, aunque hay modelos que se pueden ir adaptando mientras los chicos van creciendo.

La mayoría de los sillones infantiles están pensados para niños entre un año hasta los cinco, pero hay algunos que son especiales para los bebés que aprenden a sentarse. Puedes encontrar desde el sillón que es para un solo niño hasta los sofás que pueden compartir varios, con sus versiones de sofá cama que sirven para que tomen la siesta de una forma muy cómoda.

En cuanto al diseño, la diversidad disponible es muy amplia y puedes desde conseguir una versión infantil del sillón de papá hasta uno decorado con su personaje favorito. Lo más conveniente, es que si el niño tiene edad para manifestar sus preferencias, le permitas elegir entre diferentes modelos que ya has evaluado que cumplen con el tamaño y características de seguridad.

¿Cuál es el mejor sitio para colocar el sillón infantil?

Para este tipo de muebles, lo más conveniente es que sean muy livianos y que el mismo chico los pueda llevar al sitio donde está jugando. Así, se puede colocar en el salón cuando toda la familia comparte viendo un programa de televisión o con algún juego de mesa.

Hay modelos más pesados que están diseñados para complementar la decoración de los espacios infantiles. En este caso, puedes colocar el sillón en la habitación del niño o en el área que está destinada a los juegos y el descanso de los chicos durante el día.

Si quieres que los niños desarrollen adecuadamente los juegos de imitación utilizando el sillón como una herramienta, lo mejor es que puedan manipular ellos mismos el mueble. Por ejemplo, si es un sofá cama que tengo un mecanismo simple y seguro para que lo puedan abrir y cerrar según su gusto o llevarlo a la habitación o el salón con facilidad.